Ópticos-optometristas de Aragón advierten que aumenta el riesgo de sufrir miopía en niños debido al uso incontrolado de dispositivos electrónicos como móviles o tabletas

En los primeros años de vida no se encuentran desarrolladas del todo las capacidades visuales y no se enfoca bien, es por lo que los Ópticos Optometristas de Aragón avisan de la necesidad de hacer un uso moderado de los móviles y tablets, adecuar la iluminación, descansar aproximadamente 20 segundos cada 20 minutos y mirar a seis metros y relajar la vista mirando a la lejanía.

Zaragoza, 12 agosto 2020.- Ante la tendencia de entregar  móviles y tabletas a niños cada vez más pequeños, el Colegio de Ópticos-Optometristas  de Aragón  advierte que un uso abusivo e incontrolado de este tipo de dispositivos digitales aumenta notablemente el riesgo de sufrir miopía. Desde su nacimiento, los niños están desarrollando su sistema visual hasta que sus capacidades visuales se encuentran al 100% y pueden enfocar los objetos de forma correcta.

En este sentido, la sobreexposición a las pantallas sin mantener una distancia mínima de seguridad está dando lugar a una progresión de la miopía más rápida en pacientes jóvenes. Por ello, los menores que pasan más tiempo jugando y realizando actividades al aire libre tienen menos riesgo de sufrir esta deficiencia refractiva. Además, los rayos azul-violeta podrían provocar fatiga visual y, en el peor de los casos, generar problemas oculares más severos, como la aparición de la presbicia en edades tempranas.

“Cuando miramos de cerca mucho tiempo, realizamos un esfuerzo de acomodación muy fuerte, y los ojos llegan a sufrir una fatiga ocular molesta y continuada.”, asegura el presidente del Colegio de Ópticos Optometristas de Aragón, don Carlos Serrano. La musculatura del ojo se encuentra relajada cuando utilizamos la visión lejana, pero cuando miramos algo de cerca durante mucho tiempo, el ojo tiene que realizar un trabajo mayor y la musculatura puede llegar a bloquearse, lo que se conoce como espasmo de la acomodación. “El dolor de cabeza, ojos irritados, sequedad ocular, cansancio de ojos, dificultad de enfoque, sensibilidad a los brillos de la luz, son algunos de los síntomas del mal de pantalla” explica el presidente del COOA.


Recomendaciones y ergonomía visual

Prevenir la aparición de la fatiga visual es posible siguiendo una serie de consejos para mantener una correcta higiene visual:


• Iluminación adecuada y suficiente, evitando los reflejos en la pantalla.
• Descansar 20 segundos cada 20 minutos mirando a 6 metros o más.
• Relajar la vista mirando objetos o puntos alejados, por ejemplo, a través de la ventana.
• Colocar la pantalla a una distancia mínima de 30 cm en el caso de móviles y tabletas.
• Mantener una postura correcta mientras se lee o trabaja.
• Ubicar el dispositivo ligeramente por debajo de la altura de los ojos.
• Ajustar el brillo y el contraste para que la lectura resulte cómoda.
• Acudir a revisión con el óptico-optometrista al menos una vez al año para prevenir problemas visuales y que pueda prescribir unas gafas personalizadas según el tipo de dispositivo digital que se utilice y en función de los síntomas que se presenten.

Los comentarios están cerrados.